Salamandra Axolotl puede tener la clave para la regeneración de extremidades humanas

Los científicos están estudiando a la salamandra mexicana para determinar cómo es capaz de regenerar sus extremidades, esperando desarrollar un proceso para reponer miembros humanas.

 

Científicos esperan aprender del proceso regeneración de la salamandra

Un equipo científico ha recibido 6.25 millones de dólares del Departamento de Defensa de los Estados Unidos para estudiar el axolotl, una salamandra mexicana conocida por su capacidad de regenerar sus extremidades, esperando que estos conocimientos ayudarán a los científicos a algún día inducir la regeneración de un miembro humano.
 

Los humanos tenemos la habilidad de regenerar las puntas de los dedos, informa Reuters, pero la falta de habilidad para regenerar extremidades corporales más complejas como el axolotl, que puede regenerar “miembros, mandíbulas, piel, órganos y partes de su cerebro y columna vertebral.”

 
Ken Muneoka, profesor de biología celular y molecular de la Universidad Tulane es el líder del equipo científico, e informó al New Orleáns Times-Picayune que su equipo está intentando delinear el genoma del axolotl y compararlo con los genes de un ratón – similares a los de los humanos – para “deducir lo que falta y qué (material genético) se correlaciona con una respuesta no-regenerativa.”
 
El proceso esencial de curación luego de perder una extremidad es similar tanto en salamandras como en humanos, explicaron Muneoka, Manjong Han y David M. Gardiner en un artículo publicado en abril del 2008 en la revista Scientific American. Los fibroblastos en la escena de la herida producen una matriz extracelular; para humanos y otros mamíferos, “los fibroblastos producen una cantidad excesiva de la matrizque forma un tejido de costra. Los fibroblastos de las salamandras, en cambio, detienen su acciónuna vez que la arquitectura normal ha sido restaurada.”

Las salamandras luego forman un blastema, una “agregación de células parecidas a las células madres” que se convertirán en una nueva extremidad. Las células en la blastema son similares a las presentes en los embriones de salamandra, indicando que el proceso regenerativo es “esencialmente la recapitulación de la formación de la extremidad que ocurrió durante el desarrollo original del animal.”

Por eso, la clave para los científicos está en determinar cómo prevenir que el cuerpo humano forme tejido de costra, motivando la producción de un blastema en vez. La esperanza para la regeneración de extremidades humanas fue propuesta el año pasado, cuando un hombre de 69 años regeneró media pulgada de su dedo utilizando un polvo matriz extracelular fabricado con células de la vejiga de un cerdo.

El hombre consiguió este polvo por medio de su hermano, el Dr. Stephen Badylak, quien estudia regeneración en la Universidad de Pittsburg. Badylak explicó a la BBC que “Hemos retirado muchos de los estímulos para la formación de tejido de costras y mantenido aquellas señales que siempre han estado allí para la remodelación constructiva.”

Muneoka, Han y Gardiner tienen visiones optimistas sobre el prospecto para la regeneración humana. “La sorprendente conclusión es que podemos estar a sólo una o dos décadas del día en que podamos regenerar extremidades humanas,” escribieron.

 

Trasfondo: Regeneración en animales

Un pequeño grupo de animales, mayormente invertebrados, posee la habilidad de regenerar extremidades corporales. Las esponjas, la hydra, los gusanos planarios planos y las estrellas de mar pueden regenerar sus cuerpos completos a partir de una pequeña colección de células, explica John Kimball, profesor de biología de escuela secundaria y autor de libros escolares.

Los gusanos de tierra pueden regenerar las secciones traseras de sus cuerpos si los órganos del frente no resultaron heridos, explica la Internet Enciclopedia of Science. Los cangrejos, langostas y jaibas de río pueden regenerar extremidades, al igual que algunos insectos.

La regeneración de extremidades en animales vertebrados es bastante más escasa. Se sabe que las lagartijas pueden regenerar sus colas traseras, aunque las nuevas extremidades suelen ser además pequeñas que las originales, según indica la enciclopedia. Las nutrias y salamandras pueden regenerar sus patas traseras, colas e incluso ojos, indica Kimball.

Los humanos y otros mamíferos no han mostrado aún habilidades para regenerar extremidades completas, aunque los humanos pueden regenerar las puntas de los dedos y partes del hígado. El Laboratorio de Regeneracion de la Universidad de California Irving, liderado por los Doctores Gardiner y Susan V. Bryant, explica que los mamíferos “poseen algunas capacidades regenerativas, y deberíamos reconocer que la regeneración es un proceso biológico básico presente en todos los animales. Es sólo que las salamandras son excepcionalmente eficientes en ello.”

 
 
junio 19, 2009
Esta entrada fue publicada en Medicina Regenerativa. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s