EL 50 ANIVERSARIO DEL ADN

EL 50 ANIVERSARIO DEL ADN

15-6-2003

REDES -TVE


Corría el año 1953 cuando James Watson y Francis Crick descubrieron lo que ellos mismos denominaron “el secreto de la vida”. Y no era para menos: habían descubierto la estructura del ADN, con lo que quedaba al alcance del hombre la información genética de los seres vivos y se abrían numerosas posibilidades en el campo científico. Ahora, en el 2003 se cumplen 50 años de aquel importantísimo descubrimiento, 50 años en los que se ha avanzado muchísimo.

La molécula del ADN es una increíble contenedora de información que la convierte en una molécula clave. En ella está en potencia nuestra propia reproducción, el sexo, la mezcla de genes o el envejecimiento. Todo ello ha posibilitado numerosas aplicaciones del ADN: desde el tratamiento y prevención de enfermedades hasta el reconocimiento de un asesino, por ejemplo. Pero lo cierto es que todavía queda mucho camino por recorrer y en la mente de muchos científicos se encuentra ahora la posibilidad de crear vida de laboratorio.

El genetista y director del laboratorio de genética molecular y evolutiva de la Universidad de París, Miroslav Radman, será nuestro invitado y quien hará, junto a Eduard Punset, un repaso de todo lo que se ha conseguido en estos 50 años des del descubrimiento de la doble hélice, sin olvidar las perspectivas futuras. Radman es, además, un experto en los mecanismos moleculares de reparación del ADN y su papel en la aparición del cáncer y la evolución de las especies.

En plató contaremos con la presencia del bioquímico Santiago Grisolía, Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica y profesor distinguido del Departamento de Bioquímica de la Universidad de Kansas. También nos acompañará María Cascales, profesora de Farmacia de la Universidad Complutense y experta en metabolismo de fármacos y envejecimiento. Cascales es también investigadora del CSIC.


Entrevista

CON MILOS MIROSLAV

EDUARD PUNSET:
Todo comenzó en 1953 con el descubrimiento de la estructura del ADN. Lo que Crick llamó “el secreto de la vida”. Y lo primero que me gustaría que comentaras es que cuando James Watson y Francis Crick decidieron trabajar en esta gran molécula, poco atractiva y sucia (generalmente la hallaban en las vendas con pus), no estaba de moda, lo estaba mucho más el trabajar con proteínas. Pero, de todas formas la genialidad, o lo que sea, les hizo trabajar con las moléculas del ADN. Y hoy día después de trabajar tanto en el genoma, la comunidad científica piensa que es muy importante eso del ADN, por supuesto, pero que hasta que no se haya resuelto el problema de la estructura de las proteínas estamos perdidos. ¿Cómo ves tú esto?

MILOS MIROSLAV:
Creo que Crick no exageró cuando decía que habíamos descubierto el secreto de la vida. Lo que es fascinante sobre el ADN no es su apariencia física, sino el hecho de que es un increíble contenedor de información. Esta información es lo que es importante y la forma en que está escrita: hay una enorme cantidad de información en una molécula.

EDUARD PUNSET:
Información para copiar.

MILOS MIROSLAV:
Sí. Y a nivel de ADN podemos ver nuestra propia reproducción, el sexo que mezcla los genes, el envejecimiento… se puede ver todo a nivel de esta molécula clave. O sea que el hecho de que esa molécula codifique la información de las funciones de las proteínas, y que tenga que estar decodificada por medio de T, A, etc. – el llamado sistema de codificación – hace que entonces pueda reproducirse con mucha fidelidad, con una gran precisión, billones de veces en la vida de un solo ser humano. Quizá millones de billones de veces, todo el genoma con sus 3 billones de letras se copiará durante los 80 o 90 años de la vida de una sola persona. Son unas cantidades astronómicas: 3 billones, es decir, 80 Ges copiadas un millón de billones de veces, desde la primera fusión del óvulo y el esperma hasta la muerte a los 80 o 90 años. El ADN se habrá copiado tantas veces que es un milagro que no haya muchos más tumores, cánceres, errores y enfermedades: es todo un milagro.

EDUARD PUNSET:
Cuando miramos este periodo de innovación, y el caso particular de Watson y Crick, es curioso ver que eran conscientes, se daban cuenta que debían saber mucho de cristalografía (sobre la refracción de rayos-x) y de las uniones (los pasos necesarios para juntar cosas) o nunca se podría haber descubierto la estructura del ADN. Y había dos científicos, una en Inglaterra, llamada Rosalind Frankling, que sabía muchísimo sobre cristalografía, y otro en los EEUU, Linus Pauling, que podemos decir que era el mejor en uniones, pero ¿por qué demonios ninguno de ellos por separado descubrió la estructura del ADN y sin embargo fueron Crick y Watson, quienes no sabían mucho sobre eso?

MILOS MIROSLAV:
Este es el caso típico de lo que siempre es límite en ciencia. Y es el reunir información de áreas distintas sobre el mismo fenómeno, el ser lo que nosotros ahora llamamos multidisciplinar o interdisciplinar. Ellos sólo fueron los intermediarios, estaban buscando información de Maurice Hugh, de químicos de verdad, para observar unidades totales y de la cristalografía y poder ver cómo era globalmente la estructura y cómo se formaban las hélices, que ya se conocían para las proteínas cómo se forman las uniones de hidrógeno, donde por supuesto Linus Pauling era el rey. Pero ellos estaban creando una estructura que era como crear un puzzle: se deja a otros que elaboren las piezas y ellos son los que las juntan y las encajan. Y en realidad fue como un puzzle, porque en el momento en que Watson se dio cuenta de que había logrado la estructura fue cuando las piezas de cartón que construyó, que eran Adenina, Timina, Guanina y Citosina, se pudieron encajar juntas. Vio que A y T, y G y C podían unirse y podían girar en la hélice. Ese fue el momento en el que se resolvió.

EDUARD PUNSET:
Y una cosa increíble es que parece ser que Watson – no me acuerdo si fue él o Crick – cuando se dio cuenta de que era una doble hélice dijo que debía de ser de esa manera, que no podía tener ni 3 ni 1 cadena, por dos motivos. Primero porque en biología todas las cosas importantes van en parejas, y segundo, porque era muy bonito. Pero ¿no es fantástico que además de ser cierto sea tan bonito?

MILOS MIROSLAV:
Creo que eso procede de la historia de la experiencia humana. Cuando decimos que algo es bonito y precioso, es para nuestros ojos: no es objetivo. Y parece ser que es como la belleza, si ahora miráramos a una chica bonita miraríamos su simetría. Y de hecho la simetría es un signo de salud. Toda malformación causa asimetría, en la cara o en el cuerpo, y para ser atractivo, o para buscar algo que es bueno y saludable, nos lo imaginamos en la mente también bonito. No nos parece que la simetría sea aburrida, no nos parece que una mujer simétrica sea aburrida, nos parece que es preciosa. Creo que es porque así se ha ido construyendo toda experiencia. Y cuando decimos simétrico pensamos que debe funcionar bien, y sucede lo mismo con la hélice: era tan bonita que era difícil que no fuera verdad. Y eso es debido a que hay mucha experiencia humana en su interior, y deja de ser un juicio científico.

EDUARD PUNSET:
Tú, y otras personas – incluido Watson, James Watson, y quizá también el francés Jaboc – decís que habéis hecho un experimento con ratones y habéis interferido en la línea germinal, con una célula madre (en particular del ratón) de manera que se convertirá para siempre en resistente al cáncer (y por supuesto también sus descencientes, ya que habéis actuado sobre la línea germinal). Así, llegas a una conclusión que, según los medios de comunicación y otros científicos, es muy peligrosa: contemplamos la posibilidad de trabajar con la línea germinal, de investigarla. ¿Cuál será la gran ventaja de trabajar en la línea germinal en lugar de en la terapia genética somática de cada paciente de forma individual?

MILOS MIROSLAV:
Hay una gran diferencia, y esta es que en la terapia genética somática (cuyo pionero fue mi colega de la Facultad Necker, Alan Fisher) se introduce un gen funcional en las células del cuerpo de una persona enferma, de un niño enfermo, y entonces este gen funcional compensa el defecto con el que nació el niño; pero sólo lo hace en las células en las que hemos conseguido introducir ese gen funcional, lo que es muy raro. Las células se cultivan fuera del cuerpo, luego se introducen, y parece ser que a menudo estas células producen tumores: leucemia. El hecho de efectuar esta manipulación, e introducir ADN ajeno en las células de este niño, y dejarlas crecer …, este tipo de crecimiento y tratamiento con ADN enriquece las células que ya de por sí son un poco malignas. De manera que al extraer del cuerpo de un niño unas cuantas células premalignas y después manipularlas y hacerlas crecer en cultivo, estas se han enriquecido mucho. Luego se introducen en el cuerpo. Al final se corrige la enfermedad, el gen funcional defectuoso, pero a los 2 o 3 años empieza a padecer leucemia.

EDUARD PUNSET:
Y, ¿siempre sucede sólo en esa persona?

MILOS MIROSLAV:
Sí, sólo en ella. Todas las ventajas y desventajas son para esa persona y si esa persona tiene hijos, la manipulación genética somática no afectará a la línea genética del esperma o del óvulo: no se transmite. La manipulación genética del ADN es la modificación del ADN que se pasa de los padres a los hijos y de estos a los nietos: está presente en el esperma y en el óvulo. Se realiza una vez y se transmite a toda la descendencia en el futuro.

EDUARD PUNSET:
Y ¿por qué crees que hay tanta oposición al trabajo en la línea genética germinal?

MILOS MIROSLAV:
Yo formaba parte de esa oposición hace sólo un año. Es porque las personas son religiosas, incluso cuando se cree que no se es religioso. Pero hay algo que nos dice que hay o no un Dios – y las personas son religiosas – o que existe Gaia – el gran equilibrio de la naturaleza – y no debemos interferir con esto. La gente tiene miedo de cambiar algo que no ha sido modificado por la madre naturaleza. Y aunque sabemos que nuestro genoma es de hace 4 millones años y procede de bacterias muy simples, si la naturaleza no lo ha cambiado, no se puede cambiar por medio de la ingeniería genética. Aunque ahora tengamos cerebro y lenguaje no podemos cambiarlo. No queremos participar, la gente no quiere ser partícipe en la evolución humana.

EDUARD PUNSET:
¿Por qué no pensamos en lo que pasará en los próximos años? Una vez que conozcamos la estructura de las proteínas, y sus funciones, y la interrelación entre los genes y las proteínas y el entorno, ¿hay alguna posibilidad de que a través de reacciones químicas se creen partes de ADN que se puedan juntar y que de alguna forma se cree vida sintética?

MILOS MIROSLAV:
Sí, yo creo que es importante de vez en cuando dar un gran paso atrás y ver dónde estamos. Tenemos que hacer eso en la investigación, hacer un zoom hacia afuera que nos permita ver el trabajo en perspectiva. Y si se hace eso, ves que cuando vemos la lunas y las estrellas, un pedacito de caca de vaca, y a nosotros: todos estamos hechos de los mismos átomos. Las estrellas, la luna, un poco de caca, los animales y los minerales. Somos los mismos 200 átomos. La única diferencia entre un poco de caca y yo es la forma en que están dispuestos. En este sentido, cuando el conocimiento se hace totalmente global, realmente global, se puede clonar cualquier cosa a partir de moléculas simples, de átomos. Como la química orgánica sintetiza moléculas, está clonando la molécula desde el principio (no desde el principio de todo) comenzando por los electrones, etc. Pero yo creo que esto es totalmente concebible, que alguien pueda crear una vida sintética, tenemos suficiente conocimiento para hacerlo.

EDUARD PUNSET:
Y, ¿también tendremos miedo de eso?

MILOS MIROSLAV:
Claro que tendremos miedo.

EDUARD PUNSET:
¿Existe algún peligro? Quiero decir peligros sin fundamentos en el futuro.

MILOS MIROSLAV:
Siempre hay peligros en la investigación de la naturaleza y de la psique humanas. Esa es la investigación más importante, mucho más importante que cualquier cosa. Necesitamos saber cuál es nuestra naturaleza. Creo que en este punto, muy superficialmente, ya es muy útil saber que no somos tan libres como pensamos – creo – y que somos el resultado de dos inmensas loterías, en las que no tenemos ninguna influencia. Una es la lotería de los genes que se llama meiosis: cuando el esperma y el óvulo se encuentran, todos los genes se mezclan en una cantidad tan astronómica que nunca – ni en billones de años – un ser humano podrá reproducirlo. Nadie elige su esperma ni su óvulo, no podemos decir: “este esperma es precioso y este óvulo es maravilloso, los dejaré que se junten y éste seré yo”. No hay nadie que pueda elegir el esperma o el óvulo exactos en una fertilización para que den lugar a uno mismo. De manera que se puede nacer con un problema terrible y sufrir durante toda una vida, debido a la diversidad humana, a la diversidad genética. Todos podemos nacer como Einstein o Watson o Carl Lewis, pero si nacemos con una incapacidad no es culpa nuestra. El nacer con unos genes especiales y con una energía y talento especiales, no tienen ningún mérito dentro de la curva de frecuencias de Gauss. Es cuestión de buena o mala suerte. No elegimos ni esperma y ni óvulo. Esta es la primera lotería: la lotería de los genes. Entonces con los mismos genes, con el mismo esperma y óvulo, etc, ocurre la lotería del entorno. ¿Quién es nuestra madre y nuestro padre? No podemos elegir a nuestros padres. No podemos elegir el país en el que nacemos, el idioma que hablaremos o la religión que aprenderemos.


El ADN ‘cumple’ 50 años http://elmundosalud.elmundo.es/elmundosalud/2003/02/27/biociencia/1046372427.html

Hace 50 años se descubría "el secreto de la vida"
http://buscar2.terra.com/wired/tecnologia/03/02/14/tec_63260.html http://www.ondasalud.com/edicion/noticia/0,2458,230527,00.html

El descubrimiento del ADN
http://ar.geocities.com/moni2201/rosalind.htm

Hasta dónde llegará en el siglo XXI el estudio del ADN humano
http://www.el-mundo.es/elmundosalud/suplemento/2000/370/00314.html

Datos básicos para entender la era post-genómica
http://www.ondasalud.com/edicion/noticia/0,2458,5312,00.html

El impacto de la Genómica en la medicina del futuro y en la calidad de vida.
http://iibce.edu.uy/Wettstein01.htm

La sociedad ADN
http://www.el-mundo.es/salud/2002/468/1013683653.html


  • CINCUENTA AÑOS DE ADN de GARCIA BARRENO, PEDRO, Editorial: ESPASA-CALPE S.A. 2003
  • PASION POR EL ADN: GENES, GENOMAS Y SOCIEDAD de WATSON, JAMES, Editorial: CRITICA 2002
  • LA DOBLE HELICE RELATO PERSONAL DEL DESCUBRIMIENTO DE LA ESTRUCTU RA DEL ADN de VV.AA., Editorial: ALIANZA EDITORIAL S.A. 2000
  • CRICK, WATSON Y EL ADN de STRATHERN, PAUL, Editorial: SIGLO XXI DE ESPAÑA EDITORES SA 1999
  • DE DARWIN AL ADN ENSAYO SOBRE LAS IMPLICACIONES SOCIALES DE LA BIOLOGIA de SOUTULLO ESPAÑA, DANIEL, Editorial: TALASA EDICIONES S.L
  • GENES EN TELA DE JUICIO LAS PRUEBAS DE IDENTIFICACION POR ADN : D E LOS LABORATORIOS de QUEVEDO GOICOECHEA, ALINA,
    Editorial: MCGRAW HILL 1996
Esta entrada fue publicada en Entrevistas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s